Víveres para refugiados iraquíes

El Líbano afronta un gran reto, pues en este pequeño país de tan solo 4,5 millones de habitantes viven actualmente más de 1,1 millones de refugiados. Pero esta cifra se refiere solo a los registrados, por lo que cabe suponer que la cifra real es bastante mayor.

 

Día a día siguen entrando en el Líbano refugiados sirios e iraquíes, cuyos sueños de una vida mejor se hacen añicos rápidamente. Ciertamente, han salvado la vida, pero muy pronto se ven confrontados con grandes dificultades en su vida cotidiana: por cualquier alojamiento minúsculo y miserable se cobran alquileres astronómicos, hay poco trabajo y la atención médica es cara, por lo que los refugiados no se la pueden permitir. Cuando estas personas se desplazan a otro lugar dentro del Líbano, pueden acabar en la cárcel acusados de estancia ilegal. Además, muchos refugiados llegan con una idea totalmente equivocada de lo que les espera en el extranjero.

 

En Beirut, la eparquía caldea se ocupa principalmente de familias iraquíes provenientes de Mosul y la Llanura de Nínive que han huido del Estado Islámico. A estas familias las provee de lo más necesario, las ayuda a buscar trabajo y las atiende pastoralmente. Así, a los niños se los prepara para la Primera Comunión, se ofrece catequesis para niños y jóvenes, así como servicios pastorales y sociales para mujeres, y mucho más. Aid to the Church in Need (ACN) apoyó el año pasado la pastoral para los refugiados iraquíes con 30.000 euros. Gracias a ello, fue posible comprar material catequético, también en formato audiovisual.

 

El Obispo caldeo de Beirut, Mons. Michel Kassarji, da las gracias por toda la ayuda que ha percibido y por la que recibirá en el futuro: “Pedimos al Buen Samaritano, Cristo, nuestro Señor, que los bendiga y que se lo pague centuplicado a ustedes y a todos los que han contribuido con obras benéficas de caridad”. Ahora nos ha pedido ayuda para proveer a la comunidad de víveres, y nosotros le hemos prometido 10.000 euros.

Posted on 9 marzo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top