Una nueva capilla para un poblado del norte de Camerún

La parroquia de Santa Mónica en Touroua, en el norte de Camerún, crece y prospera. Uno de sus poblados es Koza II, donde viven 250 católicos bautizados y donde 350 catecúmenos se preparan para el bautizo. Estos habitantes, procedentes de regiones ubicadas más hacia el norte o de Chad, acudieron allí en busca de tierras fértiles.

Al principio, los creyentes de Koza II erigieron una capilla con gruesos postes de madera y un tejado de paja que tiene toda la apariencia de que podría tumbarla un simple vendaval. La construcción no es apropiada para servirles a los creyentes durante muchos años de iglesia, por lo que estos han realizado grandes sacrificios para erigir una capilla sólida. De momento, los muros están listos, pero aún falta el tejado.

El párroco, P. Ludwik Stryczek, nos escribe: “Cuando rezamos, queremos estar protegidos del sol y de la lluvia, por lo que les estaríamos muy agradecidos si, con su ayuda, fuera posible hacer realidad nuestro plan de construir una casa de Dios. ¡Tengan por seguro que rezamos por ustedes!”.

Posted on 14 julio, 2015 in Noticias, Varios

Share the Story

Back to Top