Un vehículo para cuatro Vicentinas en Colombia

colombia

Cuatro Vicentinas (también conocidas como Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl) llevan trabajando desde 1997 en la sierra colombiana. Allí ofrecen a la población indígena asistencia médica, visitan a las familias y enseñan a los niños. La tasa de la delincuencia es alta y la población indígena se encuentra marginada por la sociedad. Además, son personas que han sufrido mucho a causa de la guerra civil. Por tanto, la Iglesia afronta el reto de promover la paz.

 

La labor de las religiosas es difícil, pues la gente habla diferentes lenguas locales que no se aprenden fácilmente, y aunque muchos niños y adultos también hablen el español, es necesario impartir la catequesis y llevar a cabo la pastoral en su propia lengua materna. Tampoco es fácil ganarse la confianza de la población indígena, pues existe una desconfianza latente hacia los “blancos”. No obstante, allí respetan a las religiosas.

 

El mayor reto reside en las grandes distancias en un territorio de difícil tránsito: las Hermanas tienen que recorrer a pie distancias de hasta siete horas para acudir a las aldeas. Por esta razón, nos han pedido ayuda para comprar un vehículo, y nosotros las apoyamos con 11.000 euros.

Posted on 11 abril, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top