«Un símbolo de nuestra presencia»

Irak_1

Los cristianos de Irak se sienten consternados tras la destrucción del monasterio más antiguo de Irak por el Estado Islámico.

Königstein, 22-01-2016. Después de darse a conocer la destrucción del monasterio más antiguo de Irak por las milicias terroristas autodenominadas «Estado Islámico» (IS), la consternación es grande en Irak. «El monasterio de Dair Mar Elia en Mosul era un símbolo de la presencia cristiana en Irak. Que haya sido destruido es algo horrible»; así ha dicho el padre Dankha Issa el jueves en una conversación mantenida con la Fundación Pontificia Internacional Aid to the Church in Need (ACN). Este religioso iraquí pertenece a la Orden de Antonio de San Hormisdas de los Caldeos, una comunidad religiosa de la Iglesia caldea unida a Roma. Hasta que tuvo que huir ante el avance de IS en 2014, vivía en el convento de San Jorge de Mosul. «El monasterio de Dair Mar Elia tenía una antigüedad de 1.400 años. Si bien estaba abandonado desde hacía mucho tiempo, significaba mucho para los cristianos. Era expresión de nuestra antiquísima historia en Irak». El padre Dankha continuó diciendo que le preocupa especialmente el hecho de que, al parecer, nadie es capaz de detener a los yihadistas. «Lo que hacen es obra del diablo. Solo podemos rezar por ellos. Solo Dios puede ayudarnos».

El miércoles, la agencia norteamericana de noticias AP comunicaba que IS había reducido a escombros el monasterio de Dair Mar Elia. Una evaluación, encargada por la agencia, de las imágenes tomadas vía satélite de los lugares produjo como resultado que el monasterio fue destruido ya entre agosto y septiembre de 2014. Hasta la conquista de Mosul por el IS en junio de 2014, miles de cristianos vivían en esta ciudad, de mayoría sunita, situada el norte de Irak. Huyeron inmediatamente después de la conquista por los yihadistas, o abandonaron la ciudad en julio de 2014, después del ultimátum impuesto por el autodenominado Califa de IS Abu Bakr Al Baghdadi.

El IS ha destruido conscientemente numerosos lugares de significado religioso y cultural en Irak y Siria. La destrucción del monasterio de San Elías, de 1.600 años de antigüedad, en la ciudad siria de Kariatain, acaparó la atención mundial. Se produjo en agosto del pasado año, pocos días después de que IS conquistara la población. En varios casos se han utilizado iglesias e instalaciones eclesiásticas para otros usos, por ejemplo siendo transformadas en prisiones.

 

Oliver Maksan, press@acn-intl.org

Posted on 1 marzo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top