Un programa de formación de tres años de duración del centro pastoral de la Diócesis de Mymensingh

Bangladesh

En Bangladesh solo viven unos 200.000 católicos, por lo que en este país de 144 millones de habitantes (más de un 90% musulmán) estos representan tan solo una minúscula minoría. Además, la Iglesia es joven allí: así, por ejemplo, en la región de Mymensingh solo está presente desde hace un siglo, y la diócesis del mismo nombre fue erigida en 1987. Por ello, la Iglesia está todavía en pleno desarrollo, pero en un país que se encuentra entre los más pobres del mundo, este desarrollo no es posible sin ayuda del exterior.

 

Uno de los problemas de la Iglesia es la carencia de sacerdotes. Además, los creyentes viven muy dispersos, y a algunos lugares el sacerdote solo puede acceder dos veces al año. No obstante, la Iglesia está llena de vida, pues cuenta con la ayuda de religiosas y laicos. A fin de mejorar su formación, la Diócesis de Mymensingh ha puesto en marcha un programa de tres años de duración cuyos cursos abordan la formación de comunidades de base, la liturgia, la piedad eucarística y mariana, el rezo del Rosario en el seno de la familia y la inculturación de la Iglesia en la cultura local de la etnia indígena de los garo.

 

Este programa prevé que de cada una de las 15 parroquias participen en los cursos un sacerdote, una religiosa o religioso, dos catequistas, un maestro, un joven y dos niños de los internados de la Iglesia. Como el centro pastoral de la diócesis solo puede albergar a 60 personas, todos los cursos se ofrecen para dos grupos.

 

Pero ni los participantes ni la diócesis pueden costear por sí solos los gastos de este programa. Por ello, y en respuesta a la petición del Obispo, Aid to the Church in Need (ACN) ha decidido apoyar con 7.340 euros el sustento, el alojamiento, el viaje, el material de trabajo y las dietas de los ponentes.

Posted on 18 marzo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top