Un coche para la parroquia de Khaneval en Pakistán

pakistan

La Diócesis de Multan abarca un territorio que con sus más de 98.000 kilómetros cuadrados es más grande que Austria. En este territorio viven 7,5 millones de personas, entre las cuales hay 200.000 católicos. La diócesis está dividida en 18 parroquias que abarcan amplias zonas.

La mayoría de los creyentes son pobres, pero el Obispo, Mons. Mario Travas, asegura que son “ricos en su fe católica”, pues están estrechamente unidos a la Iglesia y practican su fe con alegría.

 

Por su parte, los sacerdotes se desplazan continuamente para visitar a los creyentes dispersos, para celebrar con ellos la Santa Misa y administrar los sacramentos. Así, por ejemplo, a la parroquia de Khaneval pertenecen también 14 localidades muy alejadas de la sede parroquial. El párroco, P. Asif Malik, tiene que celebrar cada domingo cinco Santas Misas en lugares muy alejados entre sí. En Semana Santa y Navidad le resulta casi imposible acudir a todos los lugares. Además, este joven sacerdote no solo se encarga de su parroquia, sino que también da clases en el seminario de Multan.

 

Por desgracia, uno de los sacerdotes tuvo un accidente con el vehículo que también utiliza el párroco de Khaneval. Fue un milagro que ninguna persona sufriera daños en el accidente, pero, como resultado, el coche está en las últimas.

 

Por desgracia, sin coche apenas es posible la pastoral en esta zona. Por esta razón, Mons. Travas ha dirigido una solicitud urgente a Aid to the Church in Need (ACN), y nosotros hemos decidido apoyarlo con 9.400 euros.

Posted on 18 marzo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top