Ucrania: el Primado de la Iglesia greco-católica hace un llamamiento a la reconciliación y la paz

Ucrania Obispo

Königstein im Taunus 19-05–2015 – En una vista a la Central internacional de la Fundación Pontificia Internacional «Ayuda a la Iglesia que Sufre», el Primado de la Iglesia greco-católica ucraniana, el Arzobispo Mayor Sviatoslav Shevchuk, ha subrayado que actualmente es especialmente importante propugnar la reconciliación y la paz. «Para nosotros, los modelos son Robert Schumann y Konrad Adenauer porque comenzaron el proceso de reconciliación después de la Segunda Guerra Mundial. Los presidentes vienen y van, pero las naciones permanecen», dijo. Por tanto —continuó—, la reconciliación es un objetivo importante para los habitantes de Ucrania. Advirtió contra el odio y citó a un sacerdote que, en julio de 2014, fue secuestrado en Donetsk y fue liberado 12 días más tarde: «Tenemos que mejorar espiritualmente para que, cuando seamos liberados de una cárcel o de un conflicto reales, no terminemos en nosotros mismos en la cárcel del odio».

 

El Arzobispo Mayor calificó de ideal «una iglesia que sirve». En ocasiones —siguió diciendo— le parece que «todo el mundo se ha transformado en un hospital de campaña»; la necesidad de consuelo y ayuda es inmensa. Que es especialmente necesaria la atención de personas traumatizadas, sobre todo niños, y que forman específicamente a los sacerdotes para que reconozcan trastornos por estrés postraumático para asesorar a esas personas.

 

El Arzobispo Mayor Shevchuk resaltó la importancia de la cooperación con otras Iglesias, teniendo en cuenta la actual situación humanitaria. Como ejemplo mencionó que, cerca del monasterio ortodoxo ruso de Svetogorsk (Sviatohirsk, en ucraniano) se han alojado más de 5.000 refugiados y que la Iglesia católica ayuda a su abastecimiento. Añadió que el pasado medio año, Cáritas abrió cinco nuevas oficinas en Ucrania oriental, con lo que es la segunda organización humanitaria en tamaño en la región, después de la Cruz Roja. Sin embargo Cáritas —según Shevchuk— no descuida sus actividades en otras regiones, pues el conflicto armado no debe hacer olvidar a las demás personas que pasan necesidad, por ejemplo los jóvenes, los enfermos —sobre todo los enfermos de alguna adición— o los prisioneros.

 

El Arzobispo Mayor expresó su alegría por el hecho de que la Iglesia greco-católica en Ucrania va a celebrar junto con la Iglesia ortodoxa rusa el milenio del martirio de los santos Boris y Gleb. «Para los cristianos, es una oportunidad de celebrar juntos públicamente a los dos hermanos que imitaron la Pasión de Cristo y se negaron a levantar la espada contra el hermano. Para nosotros, es un símbolo para el futuro», declaró Shevchuk.

 

Agradeció a la Fundación Pontificia «Ayuda a la Iglesia que Sufre» la «rapidez» con la que respondió el pasado año a la solicitud de ayuda de emergencia, y subrayó la amistad que ha surgido a lo largo de los años, pues él recibió apoyo de «Ayuda a la Iglesia que Sufre» ya cuando era seminarista y más tarde durante sus estudios en Roma. «Hemos experimentado la caridad y la ayuda de los colaboradores y de los benefactores de “Ayuda a la Iglesia Necesitada” desde hace muchos años. Esta comunidad es un elemento importante de nuestra fuerza, con la que afrontamos las contrariedades».

 

___________________________________________________________________________

En 2014, «Ayuda a la Iglesia que Sufre» promocionó en Ucrania 394 proyectos, con un importe total de 5.124.211 de euros. Entre dichos proyectos, 131 estaban destinados a ayudas para la construcción de iglesias, conventos y centros pastorales; todavía es necesaria mucha ayuda para reconstruir las estructuras, sobre todo de la Iglesia greco-católica, destruidas prácticamente por completo durante el comunismo. Pero no solo se ha «invertido en piedras». AIS también fomentó la formación y el aseguramiento de la existencia de religiosas activas y contemplativas, aportando ayudas para vehículos a motor y para la construcción (44 proyectos en total). La Fundación Pontificia Internacional ayuda a cada uno de los seminaristas a que puedan seguir su vocación. 12 proyectos, por un importe de 118.040 euros, se destinaron a ayuda de emergencia debido a los trastornos políticos en el país.

 

Posted on 19 mayo, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top