“Son auténticos mártires”

Egipto tras el asesinato de los coptos: La tristeza y el optimismo marcan el ambiente entre los cristianos del Nilo.

A mediados de febrero, la noticia del asesinato de 21 egipcios copto-ortodoxos a manos de terroristas del Estado Islámico en Libia, supuso una conmoción para todo Egipto. Las imágenes de los cristianos en monos naranjas, arrodillados ante sus verdugos encapuchados y de negro, la sangre de los brutalmente decapitados que se entremezclaba con las olas del Mediterráneo: todo esto ha dejado una profunda huella en la memoria colectiva del país del Nilo. La Iglesia Copto-Ortodoxa ya ha reconocido a los 21 asesinados como mártires y los ha incluido en el santoral. Y los católicos, ¿también los reconocen como mártires? “Sí, sin duda”, señala Mons. Kyrillos William Samaan, Obispo copto-católico de Asiut en el Alto Egipto. “El mismo Papa Francisco lo ha dicho: los ha reconocido como mártires. Fueron asesinados por ser cristianos. Los asesinos iban a la búsqueda de cristianos para secuestrarlos. Estos cristianos permanecieron llenos de fe y fieles a Jesús hasta el final. Sus últimas palabras eran jaculatorias como ‘Jesús, apiádate de nosotros’. Por ello son auténticos mártires, también para nosotros, los católicos”.

Inmediatamente después de los hechos predominaban la tristeza y la rabia, recuerda el Obispo Kyrillos. “Pero la decidida reacción de nuestro presidente y los bombardeos contra las posiciones del EI en Libia han tranquilizado a la gente. A nosotros, los cristianos, nos ha emocionado de forma especial la visita del presidente al Papa copto-ortodoxo Tawadros II para presentarle sus condolencias. Y, según asegura el Obispo, ha habido muchos hermosos gestos de solidaridad. “El gobernador de la provincia de la que provenían la mayoría de los mártires ha decidido que se construya una gran iglesia en su memoria a cargo del Estado. Además, su lugar de origen ha pasado a llamarse oficialmente Pueblo de los Mártires y ha recibido la visita del primer ministro. Finalmente, a las familias afectadas les han prometido una cantidad de dinero. Todo esto consuela a la gente. Egipto está en el camino de la renovación”. También muchos cristianos informan que los musulmanes les han expresado sus condolencias por los asesinatos, asegura el Obispo. Por desgracia, también hubo otro tipo de reacciones: así, un jeque salafista se manifestó conforme con los asesinatos. Y en algunos periódicos egipcios se pudo leer que el Estado Islámico había obrado correctamente al sacrificar a las ovejas cristianas.

No obstante, el Obispo Kyrillos no cree que esto último sea representativo. “A mi modo de ver, estos asesinatos han hecho que se estrechen los lazos entre cristianos y musulmanes, pues lo que predomina es la sensación de que se ha atacado a egipcios. Esto es importante pues demuestra que todos somos egipcios, independientemente de nuestra religión”. Ya el presidente Al Sisi insistió en este aspecto en su visita sorpresa a la catedral copto-ortodoxa de El Cairo con ocasión de la Navidad ortodoxa. “Muchos querían que así fuera, pero nadie contaba seriamente con que el jefe de Estado acudiera en Navidad a la catedral copta de El Cairo. El presidente Al Sisi lo ha hecho y ahí habló desde el corazón. Su mensaje era: todos nosotros, cristianos y musulmanes, somos egipcios y punto. El presidente hizo hincapié en la nacionalidad compartida y la gente estaba entusiasmada. Esta visita fue un poderoso signo que hay que valorar con relación al trasfondo, a saber el de los numerosos musulmanes radicales que dicen que los musulmanes no deben felicitar a los cristianos en sus fiestas, pues eso iría contra el Islam. La visita navideña del presidente fue la respuesta a estas actitudes. En mi opinión, se está operando un cambio en la historia de los cristianos egipcios”.

Algo que hasta hace poco tiempo y según informa el Obispo, tenía visos de evolucionar en una dirección totalmente diferente. “Durante la presidencia de Mursi, los radicales pensaban que tenían luz verde para ir en contra de los cristianos y muchos de nosotros nos sentíamos extraños en nuestro propio país. Los radicales querían que nos fuéramos, decían que todos teníamos visados occidentales y que emigráramos a Australia o a Canadá”. El punto culminante de los desmanes anticristianos se alcanzó en agosto de 2013. También en la diócesis del Obispo Kyrillos, los musulmanes radicales prendieron fuego a iglesias y negocios cristianos. Los Hermanos Musulmanes querían vengarse así de los cristianos a quienes hacían responsables de la destitución del presidente Mohamed Mursi, procedente de sus filas.

“Hoy ha desaparecido este sentimiento de amenaza y con Al Sisi miramos con optimismo hacia el futuro”. El Obispo Kyrillos tampoco teme que los islamistas recobren fuerza en las próximas elecciones parlamentarias: “Creo que los egipcios han podido comprobar fehacientemente lo que ocurrió con el país durante el gobierno de los Hermanos Musulmanes que antepusieron sus intereses a los de Egipto. También muchos musulmanes que eligieron en su día a los Hermanos Musulmanes lo ven así y los egipcios no quieren que vuelva a ocurrir. La gente ahora sabe a quién quiere elegir y a quién no”. También lo ve así Jusef, un joven estudiante católico de Suhag, una ciudad del Alto Egipto: “Con el presidente Al Sisi estamos evolucionado a mejor. Tenemos confianza en él. Al Sisi ha invitado al Islam a reformarse, lo cual es un buen punto de partida. Pero, no nos engañemos, un hombre solo no puede cambiar la mentalidad de todo un país de la noche a la mañana. Necesitamos paciencia”.

 

Por Oliver Maksan

Posted on 30 marzo, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top