«Siempre hemos sabido que ISIS es un peligro para todo el mundo»

«Siempre hemos sabido que ISIS es un peligro para todo el mundo»

Königstein, 19.11.2015. Tras los atentados de París, un Arzobispo libanés hace un llamamiento a Europa para que cambie su política en el conflicto sirio

Para el Arzobispo católico melquita de Zahlé (Líbano), los atentados de París eran tan solo una cuestión de tiempo. «Siempre hemos sabido que ISIS es un peligro para todo el mundo. Pero Europa no se lo tomó en serio», ha declarado el Arzobispo Issam John Darwish el martes en una conversación mantenida con la Fundación Pontificia Internacional «Ayuda a la Iglesia que Sufre». «En el Líbanos sentimos el dolor del pueblo francés; pero los franceses y el mundo también tienen que sentir nuestro dolor», dijo el Arzobispo refiriéndose al ataque terrorista de ISIS a Beirut, la capital libanesa, sucedido un día antes de los atentados en París; en dicho ataque murieron 40 personas y cientos resultaron heridas.

Mons. Darwish declaró que los atentados de París tienen que tener como consecuencia un cambio de percepción: «Europa tiene que cambiar su política en el conflicto sirio y abrir de una vez los ojos», dijo el Arzobispo, nacido en Siria. «Ya es hora de luchar contra ISIS, junto con el Gobierno sirio. Solo después se podrá ver cómo han de seguir las cosas en Siria; hay que unir las fuerzas contra el enemigo común. Estoy seguro de que sucederá; en cualquier caso sería bueno para Siria».

Uno de los motivos para los atentados de París es, según Mons. Darwish, la ideología de los yihadistas del EI. «Los fundamentalistas no soportan que los musulmanes estén gobernados por una mayoría cristiana, como sucede en Francia. Creen que tendría que ser justamente al revés, que los musulmanes dominen el mundo entero». Como actualmente muchos musulmanes franceses están luchando en Siria en el lado de los yihadistas, sigue habiendo peligro para Francia. «Los jóvenes luchan en Siria. Allí son sometidos a un lavado de cerebro. Cuando vuelven a Europa no pueden vivir ya sin luchar; esto es muy peligroso».

A Mons. Darwish le preocupa también la oleada de refugiados procedentes de Próximo Oriente que se dirigen a Europa. «Europa tiene que mirar exactamente quiénes vienen. ISIS puede mezclar fácilmente combatientes entre los refugiados, y eso puede suponer un problema de seguridad para Europa». El Arzobispo deplora en general las consecuencias del movimiento migratorio. «Considero que es una decisión errónea de los gobiernos europeos acoger a tantos refugiados. Muchos, también cristianos, quieren abandonar la región precisamente por ello,; pero sería mejor ayudar a la población aquí, en su propia región. La necesitamos aquí. Además el camino cruzando el mar es muy peligroso». Según Mons. Darwish ahora hay zonas seguras, tanto en los países vecinos como en Siria misma. En Homs o Latakia, pero también cerca de la frontera libanesa, hay regiones seguras. Muchas familias sirias que buscaron refugio aquí han vuelto ya a sus lugares de origen».

La arquidiócesis melquita de Zahlé, situada cerca de la frontera siria, ayuda actualmente —con el apoyo de «Ayuda a la Iglesia Necesitada», a 800 familias cristianas de Siria. «Intento convencer a los refugiados que hemos acogido de que se queden. Si nos proporcionan más ayuda, será más fácil de conseguir», dice Mons. Darwish. Agradeció expresamente a «Ayuda a la Iglesia que Sufre» todo el apoyo prestado. «Sin la generosidad de los benefactores no podríamos hacer lo que hacemos».

Ayuda a la Iglesia que Sufre lleva apoyando el trabajo de la Iglesia Católica en Líbano desde hace décadas. Debido al creciente número de refugiados ha aumentado la ayuda financiera. En el año 2014 la cantidad ascendió por primera vez a un millón de euros (en comparación con €610.000 en 2013 y €382.000 en 2012). El dinero ha ido a 45 proyectos, de los cuales más de la mitad son ayudas a los refugiados.

Oliver Maksan, press@acn-intl.org

Posted on 26 noviembre, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top