PATRIARCA SAKO : Los proyectos de AIS en Irak “son signos de esperanza para nosotros”

ACN-20140911-13358

AIS, viernes 28 de noviembre de 2014 – «Los cristianos en el Kurdistán iraquí están viviendo en condiciones miserables». Así es como patriarca caldeo, Louis Raphael I Sako, describe a AIS la situación actual de los aproximadamente 120 miles cristianos que se vieron obligados a huir de sus casas y que ahora viven en el Kurdistán iraquí.

«No sólo es el hecho de que tienen que vivir en pequeñas cabañas atestados o – peor aún – en el interior de pequeñas carpas que no pueden protegerlos del frío invierno. Su principal preocupación es su futuro incierto. Tienen miedo porque no saben qué esperar. Quieren volver a casa y no saben cuánto tiempo va a durar esta situación».

El Patriarca subrayó cómo las trágicas condiciones de los refugiados – que no saben si van a poder trabajar de nuevo o si sus hijos van a volver a la escuela – afectan su estado psicológico. Por otra parte, muchas familias están divididas porque algunos de sus miembros ya han abandonado el país, mientras que el resto de la familia también está pensando en la huida.

Hasta ahora la crisis ha durado cinco meses, y durante este tiempo, los cristianos a menudo se han sentido abandonados, sobre todo por el mundo occidental. «Ahora por fin sienten que en el mundo hay personas que se preocupan por ellos. Y esto es gracias a la caridad de la gente normal y asociaciones como Ayuda a la Iglesia que Sufre que hace mucho por nosotros».

El Patriarca Sako visitó recientemente la primera de las ocho escuelas – de estructuras prefabricadas de PVC – donadas por AIS. Las escuelas son parte del programa de ayuda de 4 millones de euros creado por AIS para proporcionar a miles de cristianos iraquíes desplazados alimentos, vivienda, educación y regalos para los niños. «La escuela visité tiene 24 clases: es un trabajo maravilloso», dijo el Patriarca Sako a AIS. «Esos proyectos son signos de esperanza para nosotros».

Mons. Shlemon Warduni , obispo auxiliar caldeo de Bagdad, elogió la ayuda de AIS a los cristianos iraquíes. Visitó algunos de los 150 contenedores de PVC en Ankawa que AIS donó a los refugiados para ser utilizado como alojamiento. «Todas esas estructuras ya están llenas de gente – dijo a AIS – con suerte vamos a ser capaces de dar un techo a todos los refugiados. Esto ocurrirá gracias a organizaciones como Ayuda a la Iglesia que Sufre que llevó a cabo un gran esfuerzo para ayudarnos».

El Obispo Warduni describe las difíciles condiciones en que todo el pueblo iraquí está viviendo, especialmente los que pertenecen a minorías religiosas. « Yazidíes y cristianos fueron arrastrados fuera de sus casas  y tuvieron que dejar todo lo que poseían. Ahora sufren, mientras que los terroristas del Estado Islámico están ocupando sus propiedades».

Como la Navidad se acerca, “la Iglesia está haciendo todo lo posible para ayudar a los cristianos a celebrar el nacimiento de nuestro Señor en condiciones decentes – dijo el Obispo Warduni – Vamos a rezar al Niño Jesús para ayudar a nuestros niños, como todos los días oramos a Dios pidiéndole fuerza para soportar este terrible dolor con paciencia y fe».

Posted on 2 diciembre, 2014 in Noticias

Share the Story

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top