Mundo: 21 de junio, oración por la liberación del P.Mourad y el pueblo sirio

padre Jacques Mourad

«Agradecemos de todo corazón a los benefactores de “Ayuda a la Iglesia que Sufre” la solidaridad que han mostrado con la población que sufre en Siria y, en particular, en nuestra región. Y les rogamos que sigan rezando por nosotros».

Así reza uno de los últimos mensajes enviados a Ayuda a la Iglesia que Sufre por  el padre Jacques Mourad, el sacerdote secuestrado en Al Qaryatayn (Siria) el último 21 de mayo. La fundación pontificia llevaba apoyando la labor del religioso desde 2004 y, sobre todo, desde el inicio del conflicto sirio en 2011.

El 21 de junio, un mes tras su secuestro, AIS invita a todos a rezar por el padre Mourad y, al mismo tiempo, por los cristianos y el pueblo sirios. Las 21 sedes nacionales de la fundación pontificia van a lanzar una campaña internacional en los medios de comunicación y los medios sociales utilizando la etiqueta #PrayingForFatherMourad.

En el monasterio de San Moisés el Abisinio (Deir Mar Musa),  fundado por el también secuestrado padre Paolo Dall’Oglio al norte de Damasco, la comunidad del P. Mourad ha acogido con entusiasmo la iniciativa de AIS: “Vuestras oraciones son importantes tanto para el P. Mourad como para los cristianos sirios”, ha declarado el P. Jihad Youssef a AIS, “pero también para muchos musulmanes, que no podemos olvidar son la primera víctima del fundamentalismo. En términos cuantitativos, son ellos los que sufren mayormente a causa de sus propios correligionarios”.

Este religioso de Deir Mar Musa recuerda cómo, en la región de Qaryatayn, el padre Jacques se convirtió en un punto de referencia, también para la comunidad islámica local. «Era muy respetado, incluso por imanes y jeques”, afirma el padre Jihad. “En el monasterio de San Elías, donde vivía, acogió a más de 50 familias musulmanas, además de 100 niños». Además, el religioso ayudó a estas familias a reconstruir sus casas destruidas y les suministró víveres y medicinas, gracias también al apoyo de Ayuda a la Iglesia que Sufre.

El encargado del departamento de Oriente Próximo de «Ayuda a la Iglesia Necesitada», el padre Andrzej Halemba, dice: «el padre Jacques ayudó siempre a todo el mundo, ya fueran cristianos o musulmanes. Ayudó a todos, pero nunca tomó partido por ninguna parte. ¿Por qué han secuestrado a un hombre así? Podemos ver una vez más cómo la guerra se cobra a las mejores personas. El padre Jacques es un líder espiritual de cristianos y musulmanes; personas de las dos religiones le admiran y confían en él».

“Nuestro apoyo a los musulmanes”, escribió el propio P. Mourad a AIN, “es la simple expresión de la Iglesia que acude en ayuda de todos: pobres, enfermos, criminales, pecadores y perseguidos”.

Junto al P. Mourad también fue secuestrado su colaborador, Boutros Hanna Dekermenjian, un armenio de 38 años de edad que intentó impedir el secuestro. Según ha confirmado el P. Jihad Youssef a AIS, hasta el momento no hay noticias ni de los secuestrados ni de la identidad de los raptores. Al invitar a unirse a la oración, el padre Jihad considera que la actual situación de los cristianos orientales es «una auténtica prueba de fe. Si de verdad amamos a Cristo crucificado, estaremos dispuestos a darnos a los otros».

 

Posted on 17 junio, 2015 in Varios

Share the Story

Back to Top