Motor de la Providencia

Siempre se trata de toda la persona. Las religiones e ideologías políticas quieren calar de forma totalitaria en la cultura y la forma de vida. La fe en Cristo, en cambio, nos libera.

 

Túnez

Las culturas y los imperios vienen y van; el Reino de Cristo permanece… También gracias a las religiosas como aquí en Túnez.

Las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará intentan difundir entre la gente el amor del Evangelio desde el espíritu de la libertad y el servicio al prójimo. Desde 2005 están en Túnez, por lo que han presenciado los disturbios revolucionarios y la radicalización de la población. La seguridad es un tema importante para ellas, pues es peligroso utilizar transportes públicos en los que casi solo viajan varones, recorrer a pie Túnez o los suburbios e incluso viajar en taxi. Sin embargo, los niños de las parroquias esperan a la religiosa que les enseña el catecismo; y los ancianos y enfermos esperan esa visita que les aporta consuelo y alegría.

Estos servicios pastorales requieren de por sí mucha energía, pero en un entorno cultural que es hostil a lo cristiano se tornan, además, arriesgados. Nosotros les hemos prometido a las Servidoras aproxidamente 34 millones de pesos para un nuevo vehículo, para que estén seguras cuando sirvan a las personas con la verdad que libera.

 

Líbano

Regalan porvenir: Las religiosas cobran fuerza con la oración y la transmiten con amor.

Para las Misioneras del Santísimo Sacramento de Biblos, que enseñan en su escuela a 1.200 alumnas de 30 poblados rurales, el principal problema es el orfanato. Este centro anexado a la escuela alberga a 80 huérfanas. “Vivimos de la providencia divina”,  nos escribe la Superiora, Madre Laure Trad. Sin las religiosas, estas niñas no tendrían escuela ni educación ni amor. Sin embargo, las religiosas solo pueden realizar su servicio con la ayuda de terceros, y aquí es donde la providencia nos ha incluido a nosotros, que somos, por así decir, el motor de la providencia.

Y es que las religiosas necesitan un vehículo seguro para la variada labor pastoral con las niñas, los refugiados, los ancianos en el campo y los pobres de Biblos. El coche cuesta al rededor de 57 millones de pesos.

Posted on 24 febrero, 2015 in Noticias

Share the Story

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top