LLAMAMIENTO DE LOS PATRIARCAS SIRIOS PARA EL DÍA INTERNACIONAL DEL NIÑO

siria_7

El 1 de junio se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Niño para concienciarnos acerca de la dignidad y los derechos de los niños. La especial dignidad de los niños no es una invención de la ONU, sino que se encuentra profundamente arraigada en el mensaje cristiano. Jesucristo bendijo a los niños, los estrechó contra su corazón y prometió para personas como ellos el Reino Celestial. Pero eso no es todo, pues el Redentor mismo llegó a este mundo como un niño indefenso que tuvo que soportar la pobreza, la persecución y las penalidades de la huida a Egipto.

Los niños de nuestra patria, Siria, son los hermanitos y hermanitas del Niño Jesús necesitado. Llevan más de cinco años sufriendo heridas, traumas o la muerte a causa de una guerra cruenta. Muchos han perdido a sus padres y todo lo que querían y apreciaban. Muchísimos de ellos han nacido durante la guerra y todavía no saben lo que es la paz. Sus lágrimas y su sufrimiento claman al cielo.

Por ello, en el Día Internacional del Niño, los niños cristianos de muchas ciudades sirias quieren reunirse para rezar juntos por que pronto vuelva a reinar la paz. Nosotros, los Patriarcas cristianos de Siria, queremos invitaros a todos a uniros a esta oración.

El niño indefenso en cuya persona Dios quiso hacerse hombre es, simultáneamente, el Señor de la Historia. El profeta Isaías anunció a este niño como “Príncipe de la Paz” y “Consejero maravilloso”. De ahí que el Niño Jesús a menudo no sea representado como un bebé desnudo en un pesebre, sino como rey que sujeta en su mano izquierda la esfera terrestre y que bendice con la derecha al mundo entero. El Niño Jesús vino para traer la paz. En Siria, muchas familias cristianas e innumerables niños conocen la hermosa imagen en la que la Virgen sujeta en el brazo al Niño Jesús, que como rey sujeta y bendice el orbe.

A él, a Cristo, Rey del Universo, que como niño vulnerable en brazos de su Madre sujeta el mundo en su mano, le rogamos que bendiga a los niños sirios. A él, el único capaz de traer la paz, le rogamos: “¡Protege y salva a los niños de este país! ¡Escucha ahora nuestras oraciones! ¡No vaciles más en regalarle la paz a nuestro país! Mira las lágrimas de los niños, seca las lágrimas de las madres, permite que los lamentos cesen de una vez”.

Nosotros, los Patriarcas de Siria, también os invitamos a vosotros y a vuestros hijos a uniros a nuestra oración en el Día Internacional del Niño. Quiera Dios Todopoderoso pagároslo y bendeciros abundantemente a vosotros y a vuestras familias.

Posted on 25 mayo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top