Iraq: Los cristianos han recibido más de 8 millones de euros en ayuda gracias a AIS

Iraq campamentos

El 6 de agosto del año pasado se produjo el éxodo masivo de 120.000 cristianos de la Llanura de Nínive ante el avance de Daesh, también conocido como Estado Islámico. Actualmente siguen viviendo como refugiados en la Kurdistán iraquí, atendidos por la Iglesia Católica local. Ayuda a la Iglesia que Sufre les ha apoyado desde el principio de la emergencia con una ayuda que asciende ya a más de 8 millones de euros. Recientemente se han aprobado nuevos proyectos para alimentos, alquiler de viviendas y necesidades pastorales.

El padre Douglas Bazi es uno de los responsables de administrar la ayuda. Dirige el centro de Mar Elia, en Ankawa, barrio cristiano de Erbil, capital del Kurdistán iraquí. “Aquí llegaron decenas de miles de personas sin nada”, cuenta el sacerdote que describe la ira y el desconcierto en el rostro de los refugiados. “Muchos ni siquiera querían comer. Decían: ¿para qué vivir? Pensé que era el final”. Gracias a la ayuda de AIS, las 130 familias de Mar Elia viven en casetas prefabricadas con agua y luz, otras han sido alojadas en pisos de alquiler.

Rami es uno de los refugiados en Mar Elia. Tiene 22 años y vivía en Qaraqosh: “Fue Horrible. Huimos al atardecer del 6 de agosto. Pensábamos que el EI nos mataría, no sabía si vería el día siguiente”. Rami cuenta que huyeron aterrados al ver a los peshmerga kurdos, que les habían defendido de los terroristas, replegarse. “Con las prisas olvidé incluso mi documento de identidad. Llegamos a Erbil hacia la una de la noche y tuvimos que dormir en el jardín de la iglesia de Mar Elia, al raso”.

El mes de agosto del año pasado también es inolvidable para sor Sanaa, superiora de las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús. “Estábamos en Erbil, preparándonos para los ejercicios espirituales, cuando supimos lo sucedido en Qaraqosh y alrededores”, narra la religiosa, “las iglesias, colegios y demás edificios públicos estaban a rebosar”. Después de un año sor Sanaa mira con tristeza al pasado: “Cuanto más dura esta situación, mayores son los sufrimientos. La esperanza está muriendo”.

 

AIS con los cristianos de Iraq

AIS no deja solos a los cristianos de Iraq, ha aprobado en los primeros meses del año un paquete de ayuda por un total de 3,4 millones de euros. En el mes de junio se envió alimentos y bienes de primera necesidad para 13.000 familias refugiadas. Se acaba de aprobar una nueva ayuda para 8 nuevos proyectos en favor de desplazados en Oriente Medio por un total de 1 millón de euros. La mitad de lo aportado va destinada a pagar alquileres y la construcción de nuevos alojamientos. El apoyo de AIS supone el 60% de la ayuda ofrecida a través del Comité de Ayuda Cristiano-Iraquí de la Iglesia local. AIS continuará su ayuda, ha prometido cubrir las necesidades hasta final de año. Haz un donativo para ayudar a los cristianos de Irak haciendo clic aquí.

 

Posted on 12 agosto, 2015 in Varios

Share the Story

Back to Top