Historia de éxito: 10.000 ejemplares de la Biblia del Niño para Timor Oriental

Para el Padre Werenfried van Straaten, fundador de Ayuda a la Iglesia que Sufre, era muy importante que los niños de todo el mundo obtuvieran una Biblia del Niño, pues estaba convencido: “Los niños necesitan algo así como una Biblia del Niño para que la imagen de Cristo cobre vida en su corazón”. Pero al mismo tiempo sabía que en muchos países los niños son tan pobres que solo pueden soñar con un regalo como este. Además, por entonces en muchas lenguas no había una Biblia del Niño. Por ello decidió, con la ayuda de sus benefactores, regalar la Biblia del Niño a los pequeños de todo el mundo. Entretanto, la obrita Dios habla a sus hijos ha alcanzado un tiraje total de más de 50 millones de ejemplares en más de 170 lenguas.

 

Entre las numerosas lenguas en las que se ha editado esta Biblia del Niño está también el tetun, una de las lenguas oficiales de Timor Oriental. Este Estado insular es, con su 98% de católicos, uno de los países más católicos del mundo. Allí la Iglesia florece y, además, es joven, pues más del 60% de la población tiene menos de 25 años de edad. “Los domingos podemos ver cómo prácticamente todos los habitantes de los pueblos y ciudades se encaminan hacia la iglesia. Y en los días laborales, en los que la Misa se celebra a las seis de la mañana por el fuerte calor, acuden clases escolares enteras. Aquí se percibe la apertura de los timorenses a Dios, sobre todo, entre los niños. Después de la Santa Misa, estos rodean al sacerdote, le besan la mano y le piden su bendición”, informa el P. Martin Barta, Asistente Eclesiástico Internacional de Ayuda a la Iglesia que Sufre, que recientemente ha visitado este país. Pero, además, es un país pobre que ocupa el puesto 128 entre 187 países en el índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas: el 37% de los cerca de 1,2 millones de timorenses vive por debajo del umbral de la pobreza.

 

Los Padres Salesianos, que en Timor Oriental dirigen más de 50 escuelas primarias, pidieron a Ayuda a la Iglesia que Sufre una subvención para imprimir 10.000 ejemplares en tetun de la Biblia del Niño. Entretanto, estos libritos ya tienen propietarios. ¡Cuán grande fue su alegría! Los Padres y los niños dan las gracias a todos los benefactores que con 7.575,76 euros han contribuido a que “la imagen de Cristo cobre vida en el corazón de los niños” de Timor Oriental.

Posted on 1 septiembre, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top