El Papa envía un mensaje a las víctimas del atentado

pakistan_5

Con fotos del Arzobispo Sebastian Shaw de Lahore visitando a las personas heridas en el atentado del Domingo de Pascua en el Gulshan-i-Iqbal Park (Lahore) (© Catholic TV Pakistan)

por John Pontifex

 

Las víctimas del atentado perpetrado en Pakistán el Domingo de Pascua y que se están recuperando en el hospital han recibido un mensaje personal del Papa, en el que expresa sus condolencias.

 

Mons. Sebastian Shaw, Arzobispo de Lahore, relató cómo estaba visitando a los heridos, de cama en cama, cuando recibió una llamada en su teléfono móvil de un representante oficial del Vaticano comunicándole que habían recibido un mensaje del Papa Francisco, quien deseaba enviar saludos a las personas que habían resultado heridas y están sufriendo.

 

Según las últimas informaciones 72 personas —29 de ellos niños— resultaron muertas y más de 340 heridas cuando un islamista suicida hizo explotar una bomba en el Gulshan-i-Iqbal Park. Su objetivo evidente era asesinar a cristianos que estaban celebrando la Pascua.

 

En una entrevista con Aid to the Church in Need (ACN), Fundación Pontificia Internacional que apoya a cristianos perseguidos y aquellos que sufren, Mons. Shaw se refirió a la «alegría» de recibir esta llamada telefónica sobre el mensaje del Papa, que le comunicó el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin.

Mons. Shaw añadió: «Eran tantos los heridos, y otros que queríamos visitar, que estaba muy cansado. Recibí entonces una llamada telefónica de la Nunciatura [representación de la diplomacia vaticana] de Islamabad [capital de Pakistán]».

«Me decían que el Secretario de Estado había llamado por teléfono a la Nunciatura para decir que el Santo Padre está rezando por las personas que han sufrido y que deseaba enviarles personalmente sus mejores deseos. Deseo añadir que fue una llamada muy oportuna. Visité a más de 100 personas, que se mostraron muy contentas de saber que el Papa les tenía en mente… no solo los cristianos, sino también los musulmanes; por la explosión resultaron heridos también bastantes musulmanes».

 

El mensaje del Papa se hacía eco de los comentarios que hizo Francisco el lunes de Pascua (28 de marzo) en Roma, cuando dijo que deseaba «manifestar su cercanía a todos los que han resultado heridos por este crimen vil y sin sentido“. Reflexionando sobre sus visitas a los heridos en los hospitales Sheikh Zaid y Jinnah de Lahore, Mons. Shaw dijo: «Era muy, muy difícil consolarles. No teníamos palabras que ofrecerles». Se refirió a una familia, una mujer que había perdido a su marido y a un hijo en la explosión y cuyos otros dos hijos de cuatro y seis años de edad, habían resultado gravemente heridos.

 

Mons. Shaw dijo: «La mujer también estaba herida, por lo que no pudo participar en el entierro de su marido e hijo». Y el Arzobispo, franciscano, añadió: «Una madre perdió a sus dos hijos y al marido. Estaba de visita en Lahore, procedente de Sanghar [sita en Sindh, la provincia vecina a Punjab, cuya capital es Lahore]. La madre volverá a su casa sin su marido ni hijos. No hay palabras para consolarla». Y continuó diciendo: «En esta deprimente y traumática situación seguimos predicando y consolando a nuestros fieles con las palabras de Jesús después de la Resurrección: “Que la paz esté con vosotros”».

 

Comentó que el lunes 28 de marzo se habían celebrado 20 funerales en la archidiócesis de Lahore. El funeral de dos hermanos, Sulan Arif, de 15 años, y su hermana de 14 años, Arooj, ha tenido lugar hoy (miércoles 30 de marzo) en la Catedral del Sagrado Corazón de Lahore y fue presidido por el Arzobispo, Mons. Shaw.

 

El Arzobispo solicitó a Aid to the Church in Need (ACN) que preparara un mensaje de consolación para ser leído en este y en los otros funerales. El mensaje, enviado por la oficina nacional de Reino Unido, en Sutton (Surrey), asegura oraciones y afirma: «Por favor, estén seguros de la compasión y el cariño de sus amigos de ACN, no solo aquí en Reino Unido, sino en todo el mundo. Confiamos en que este mensaje resuene en sus corazones para que sepan que no están solos; de países alrededor de todo el mundo estamos aquí para asegurar que nunca sufrirán solos. Lloramos con ustedes y les acompañamos en su sentimiento».

 

Al agradecer a ACN este y otros mensajes, Mons. Shaw añadió: «Necesitamos sus oraciones para continuar la misión que nos ha confiado el Señor resucitado, Jesús».

 

Pakistán es un país prioritario para Aid to the Church in Need (ACN), que apoya a las víctimas de la persecución con estipendios de Misas para sacerdotes, ayuda a religiosas, a la formación de seminaristas y a la promoción de la catequesis y de actividades de educación cristiana tales como biblias infantiles, labor en medios católicos y obras de evangelización, así como construcción de iglesias.

Posted on 1 abril, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top