Cristo garantiza el éxito

srilanka

Los futuros sacerdotes deben ser testigos de la Resurrección, enseña el Papa Francisco, pues “al fin y al cabo, no se trata de formar a gestores y ejecutivos, sino a hermanos y padres que acompañen a las personas en el viaje por la vida”.

Estas palabras del Papa las cita con esmero el rector del seminario de San Francisco de Jaffna (Sri Lanka) en su informe anual. Para él, lo más importante es la formación de buenos pastores, y las palabras del Papa Francisco lo reafirman en ello. Evidentemente, también se imparten todas las demás asignaturas y disciplinas, empezando por Filosofía y pasando por Derecho Canónico hasta Teología Dogmática. Pero, tras 25 años de guerra civil, los esrilanqueses necesitan mucho más una mano amiga que un índice reprobador. Amor y Logos, este es el lema que guarda consonancia con las palabras de Benedicto XVI: “El amor por sí solo no basta. Solo cuando coinciden verdad y amor puede llegar el hombre a ser libre”.

El seminario de Jaffna tiene casi 35 años de antigüedad. Durante la guerra, los seminaristas tuvieron que huir en repetidas ocasiones, pudiendo llevarse con ellos solo unos pocos libros y otros utensilios. En total, y pese a las circunstancias, fue posible formar a 125 sacerdotes. Al principio eran cinco; ahora son 34 jóvenes que comparten dos grandes dormitorios en un espacio muy reducido. Sin embargo, los seminaristas que están a punto de ser ordenados deberían disponer de una habitación propia, pues, según les dice el rector con las palabras del Papa, “incluso cuando lo pierdas todo en la vida, conserva una profunda relación con Cristo en el corazón”. Para ello se necesita un espacio de retiro para estar a solas con Cristo. En el edificio no es posible habilitar estas habitaciones, por lo que se está construyendo un nuevo bloque para los estudiantes de Teología. Nosotros apoyamos este proyecto con 325 millones 371 mil pesos . Como dice el Papa Francisco, la relación con Cristo es “la garantía para el éxito, con ella avanzaréis”.

Quien ayuda así a los seminaristas les demuestra que Cristo es el Buen Pastor que aúna en su Iglesia amor y verdad. Pero ni siquiera un seminarista vive solo de la Palabra: también tiene que comer, beber y dormir. Los almuerzos ofrecen la oportunidad de encuentros fraternales con los demás seminaristas, pero para ello hay que sentarse a una mesa y en una silla, y el seminario de San Francisco Javier de Lahore (Pakistán ) carece de ellas. Este centro, que existe desde hace 15 años, cuenta con muchas vocaciones: 92 futuros sacerdotes se preparan en él para el sacerdocio, y entre ellos hay 18 procedentes de diferentes lugares. El comedor hubo que ampliarlo, pero todavía faltan cuatro mesas y 25 sillas, además de otras 25 sillas y mesas para las salas de estudio.

Y, para dormir, también faltan 40 camas. La diócesis y el seminario han podido financiar las obras, pero ya no tienen dinero para el mobiliario. Nosotros hemos prometido 27 millones 496 pesos  para que los testigos de la Resurrección puedan vivir y trabajar dignamente.

Posted on 18 marzo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top