Construcción de la Iglesia parroquial de San Juan Pablo II en Reparto Bahía

En este mes de septiembre, el Papa Francisco viaja a la isla caribeña de Cuba. El hecho de que este sea el tercer Papa consecutivo que visita el país, es para los Obispos y creyentes cubanos un gran regalo del Espíritu Santo y la Iglesia, pues cada visita del Santo Padre es un signo que permite albergar la esperanza de que los cambios son posibles.

 

Ya con antelación al viaje que el Papa Juan Pablo II realizó en el año 1998 a Cuba, el Estado había dado muestras de buena disposición hacia la Iglesia Católica: así, por ejemplo, se otorgaron más permisos para procesiones y demás actos religiosos. Además, para la visita del Papa, el Gobierno prestó un apoyo logístico. Por tanto, en 1998 la situación de la Iglesia había mejorado claramente en este país gobernado desde hace medio siglo por el comunismo.

 

No obstante, fue toda una sensación que el presidente cubano Raúl Castro regalara el año pasado a la Iglesia Católica un terreno para construir una iglesia en honor de San Juan Pablo II. El solar se encuentra en Reparto Bahía, un barrio en el este de la capital cubana de La Habana en el que, desde hace muchos años, se vienen reuniendo los domingos más de cien creyentes para celebrar la Santa Misa. El lugar donde se reúnen lleva el prometedor nombre de Casa de Misión, aunque, en realidad, solo se trate de un viejo cobertizo.

 

La iglesia que allí se va a erigir contará, además de la nave principal, con una capilla de Adoración Perpetua. Además, se construirá una sala para los diferentes actos.

Posted on 1 septiembre, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top