Carta del Papa Francisco 2016

PapaFrancisco

D.S.M., 19 de marzo de 2016

A Su Excelencia Rev.ma

Mons. Francesco Cavina

Obispo de CARPI

 

 

Estimada Excelencia:

Con alegría he sabido que usted, junto a S. E. Mons. Antonio Suetta, por invitación de la Sección italiana de la Fundación Pontificia Aid to the Church in Need (ACN), se trasladará a Erbil para encontrarse con los cristianos iraquíes que se ven obligados a abandonar sus ciudades, casas, propiedades y raíces históricas y culturales para no tener que renunciar a su pertenencia a Cristo.

Me llena de satisfacción esta iniciativa que expresa amistad, comunión eclesial y proximidad a tantos hermanos y hermanas cuya situación de aflicción y tribulación me duele profundamente y nos invita a defender el derecho inalienable de cada persona a profesar libremente la propia fe. No debemos olvidarnos nunca del drama de la persecución y de las personas que viven en la inseguridad, la precariedad, la pobreza y la imposibilidad de garantizarles a sus hijos una educación adecuada y de acceder a la asistencia médica más elemental y necesaria.

La misericordia nos invita a inclinarnos ante estos nuestros hermanos para secar sus lágrimas, curar sus heridas físicas y morales, consolar sus corazones agotados y probablemente desorientados. Aquí no se trata solo de un acto necesario de caridad, sino de un socorro al propio cuerpo, pues todos los cristianos somos, en virtud del mismo bautismo, “uno” en Cristo.

En realidad, el testimonio de fe valeroso y paciente de tantos discípulos de Cristo representa para toda Iglesia un reclamo para redescubrir la fuente fecunda del Misterio Pascual del que obtenemos energía, fuerza y luz para una humanidad nueva.

Como signo de mi proximidad a estos hijos y hermanos iraquíes, me complace confiarle una contribución económica junto con algunos objetos litúrgicos para la celebración de la Santa Liturgia, en la que se hace presente el Señor Jesús, que es fuente de valor, de esperanza, de fidelidad y de unidad.

Excelencia, con mis mejores deseos para un resultado positivo de este viaje, imparto de corazón la bendición apostólica, que extiendo a toda la Iglesia iraquí.

Y, por favor, rece por mí.

Francisco

Posted on 1 abril, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top