Ayuda a las Carmelitas Descalzas en Praga

Praga_1

Ayuda a la rehabilitación del tejado de la iglesia y del convento de la Carmelitas Descalzas en Praga.

La República Checa es el país europeo donde el ateísmo está más extendido, aunque, tras la caída del Muro, la vida religiosa esté reviviendo. Buen ejemplo de ello son las Carmelitas Descalzas de Praga, cuyo convento tiene una larga historia que fue interrumpida brutalmente por el comunismo. Un siglo después de que Santa Teresa de Ávila fundara en 1562 el primer Carmelo, surgió en Praga, cerca del castillo, el primer convento de Carmelitas del territorio de la actual República Checa. Hasta 1950 rezaron y trabajaron allí las religiosas, hasta que fueron desalojadas por la fuerza y condenadas a trabajos forzados en una fábrica.

Solo cinco de ellas vivían todavía en 1989, pero por la gracia de Dios y, sin duda, también por su valiente testimonio vital y religioso, se unieron a ellas varias jóvenes. Estas religiosas llevan una estricta vida dedicada a la oración y la contemplación. Para ganarse el sustento, confeccionan objetos de arte sacro que venden en una tienda. Los Carmelitas varones de Praga dirigen cerca de ellas el santuario de fama mundial del Niño Jesús de Praga, venerado por creyentes del mundo entero. También el Papa Benedicto XVI visitó al milagroso Niño Jesús durante su visita a Praga en septiembre de 2009.

No obstante, a 25 años de la caída del Telón de Acero, los conventos y monasterios checos siguen afrontando numerosos retos, y todavía queda mucho más por hacer de lo que se adivina desde fuera. Así, las Carmelitas nos han pedido ayuda para la rehabilitación del tejado de su convento y de su iglesia.

Posted on 18 noviembre, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top