Ayuda a la subsistencia para las ocho Carmelitas de Sarajevo

Ocho religiosas viven en el Carmelo de Stup, un barrio de la capital bosnia de Sarajevo. Allí llevan una vida dedicada a la oración y la pobreza. El Cardenal Vinko Puljic, Arzobispo de Sarajevo, está contento de contar con la presencia de las religiosas contemplativas, a las que califica de “signo tanto para cristianos como musulmanes”.

 

Sin embargo, inmediatamente después de la fundación del Carmelo, este fue destruido a causa de la guerra. Y es que el convento está cerca del aeropuerto, y la línea del frente también quedaba cerca. Las religiosas tuvieron que huir cuando acababan de inaugurarlo: no les quedó tiempo ni para deshacer las maletas.

 

En el año 2000, a un lustro del final de la guerra, pudieron regresar al convento reconstruido con el apoyo de Ayuda a la Iglesia que Sufre. Esta reconstrucción se realizó por deseo expreso del Papa Juan Pablo II, quien veía precisamente en un país tan castigado por la guerra la necesidad de que unas religiosas contemplativas se dedicaran totalmente a la oración por la paz y la reconciliación. La Hermana más joven tiene 37 años de edad, y la mayor, 75.

Posted on 1 septiembre, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top