Ayuda a la formación de los Apóstoles del Buen Pastor y la Reina del Cenáculo

La congregación de los Apóstoles del Buen Pastor y la Reina del Cenáculo fue fundada en 1989 en la Archidiócesis de Gitega (Burundi) por el por entonces Arzobispo Joaquín Ruhuna, que buscaba a sacerdotes que “cuidaran la Adoración, que predicaran, escucharan la confesión, formaran las almas y a la juventud, que atendieran a los moribundos y fueran amigos de los pobres e infelices”. La congregación promueve las vocaciones sacerdotales y, además, apoya en Burundi a los pigmeos. En realidad, los pigmeos son la comunidad autóctona del país, pero ahora representan una minoría desfavorecida. Son nómadas y ocupan el último lugar en la escala social. Sus familias viven en una indigencia total y los niños no van a la escuela. Los Padres hacen posible que obtengan una formación escolar y también apoyan a estas familias desfavorecidas.

En la actualidad, se registra en Burundi un resurgimiento de disturbios y violencia. La historia de este país siempre ha estado marcada por violentos conflictos, entre cuyas víctimas también ha habido sacerdotes y religiosos. Así, por ejemplo, también el fundador de la congregación, Mons. Joachim Ruhuna, fue asesinado brutalmente en el año 1996 por un grupo de hombres armados. Ya antes había recibido amenazas de muerte por luchar audazmente por la reconciliación de tutsis y hutus (él mismo era tutsi). Por desgracia, no pudo presenciar el fin del último de los sangrientos conflictos (1993 – 2000), que se cobró en Burundi 250.000 vidas y que, en el peor momento, llegó a dejar sin hogar a 1,5 millones de personas. El Obispo de Hasselt (Bélgica), Mons. Paul Schruers, que lo conocía bien, dijo tras su muerte: “La gente solía decir de él que no era ni tutsi ni hutu, sino el padre de todos nosotros”.

 

También los religiosos de su orden quieren ser buenos pastores y “padres” para todos. En la actualidad, doce jóvenes varones se preparan para la ordenación sacerdotal, y nosotros apoyamos su formación con 9.600 euros, para que un día puedan ponerse al servicio de la Iglesia y la población burundesa.

Posted on 18 noviembre, 2015 in Noticias

Share the Story

Back to Top