Ayuda a la formación de los 44 futuros sacerdotes del seminario mayor archidiocesano de Sarajevo

bosnia

Durante la Guerra de Bosnia (1992 – 1995), la mitad de los croatas católicos abandonaron su patria y se refugiaron en el extranjero, por lo que hoy ya solo viven allí unos 450.000 católicos. Estos representan el 15% de la población, por lo que son el tercer mayor grupo en un país mayoritariamente musulmán. No obstante, son discriminados en muchos sentidos, lo cual impide que muchas familias emigradas durante la guerra regresen a su patria.

 

La Iglesia Católica desempeña un papel importante en el proceso de reconciliación y sanación, pues las heridas del conflicto siguen presentes en la sociedad a día de hoy. La Iglesia es muy activa y está llena de vida, lo cual también se refleja en el gran número de vocaciones: en el seminario mayor archidiocesano de Sarajevo se preparan actualmente 44 jóvenes de las tres diócesis del país, así como de Montenegro, Macedonia, Serbia y Kosovo, para la ordenación sacerdotal.

 

A la hora de garantizar la formación de los futuros sacerdotes, el seminario depende de ayuda del exterior porque los gastos de mantenimiento son altos y porque la Iglesia del país también depende mayoritariamente de la ayuda extranjera. Además, a raíz de la guerra han quedado destruidos numerosos edificios, por lo que hay que reconstruir muchas iglesias, casas parroquiales y conventos. Aunque el seminario mayor haga todo lo posible para ahorrar gastos y los mismos seminaristas se encarguen de realizar las obras de renovación pequeñas, siguen necesitando ayuda. Nosotros hemos decidido apoyar la formación de los futuros sacerdotes en este año académico con 900 euros por futuro sacerdote, a saber, con un total de 39.600 euros.

Posted on 2 mayo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top