Armenia: Aid to the Church in Need (ACN) en apoyo de las familias sirias más necesitadas

ACN-20160118-34650 (1)

Cuarenta tarjetas de pago de plástico, por valor de 20000 AMD (unos €38) cada una, fueron distribuidas a las cuarenta familias más vulnerables y necesitadas de la comunidad de refugiados sirios en Armenia. Esta ayuda fue concedida a los sirios con ocasión de las fiestas de Navidad y Año Nuevo como parte del proyecto “Mejora de las condiciones de vida de los refugiados sirios en Armenia”, financiado por la organización benéfica internacional Aid to the Church in Need (ACN) y puesta en marcha por la Armenia Round Table Foundation (ARTF). Este proyecto es otro ejemplo de la buena cooperación entre la Iglesia Apostólica armenia y los católicos armenios en el país.

El 25 y 28 de diciembre, ARTF organizó la distribución de tarjetas de plástico en estrecha colaboración con la diócesis patriarcal de Araratyan, perteneciente a la Iglesia Apostólica armenia, y la ONG “Alepo”, donde sirios refugiados, sobre todo mujeres, asisten habitualmente a sesiones psicosociales que contribuyen a su recuperación y a que se adapten mejor. Las tarjetas de pago les dan libre acceso a los productos alimenticios que ellos alijan; también les permiten una compra restringida de alcohol y cigarrillos.

El obispo Navasard Kchoyan dio la bienvenida a los refugiados sirios con oraciones y les animó a participar en las actividades de la Iglesia. El obispo subrayó que los sirios tienen unas características propias y singulares y que enriquecen la vida de los armenios al regresar ahora a sus raíces en estas tristes circunstancias. Expresó su gratitud a los sirio-armenios por mantener su espíritu, su fe y sus tradiciones.

El oficial de programas de la ARTF visitó a diez de las cuarenta familias incluidas en las listas para la distribución de tarjetas. La situación sobre el terreno es mucho más difícil de lo que nadie pudiera imaginar. Alguna de las familias acaban de llegar; otras llevan unos dos o tres años viviendo en Armenia y sus vidas desde que llegaron no han cambiado en nada. La mayoría viven en pisos alquilados y no pueden sufragar los gastos de la comunidad, los alquileres, comida, gastos médicos o sociales. La mayoría viven en casas sin calefacción ya que no pueden pagar calefactores eléctricos o de gas.

Una mujer de ochenta años estaba sentada cubierta con una docena de mantas para no helarse. Está ciega y paralizada de las dos piernas; necesita la ayuda de sus dos hijas todo el tiempo, necesita medicinas, comida y calefacción. Al oír la voz del visitante, sus ojos se inundaron de lágrimas. Otra mujer anciana permaneció todo el rato en silencio. Perdió a su hijo, que era soldado, en Siria. Sus nietos han sido su único consuelo desde entonces.

La familia de Arpy Pchakchyan llegó el 22 de diciembre 2015 con la ayuda del proyecto “Salva una vida” de la ONG “Aleppo”. Vivían en Alepo sin agua corriente, comida ni condiciones higiénicas para vivir. Tienen dos niños: Zheni tiene 15 años y Caro 10. Al recordar los horrores de la guerra, Caro se tapó la cara con dedos temblorosos. Actualmente vivien en un piso de dos habitaciones alquilado por la madre de Arpy; en total 8 personas viven en este piso. A pesar de todas las dificultades, se alegran de haber venido a Armenia, país que consideran su patria, para reunirse con sus familiares – y se alegran de seguir con vida. Arpy tiene la intención de asistir a un curso de formación profesional, tal y como hizo su hermana Mari, que asistió a un curso de manicura y gana dinero proporcionando un servicio a domicilio a sus clientas.

Todos ellos expresaron su agradecimiento a la ARTF y a todos los benefactores por estos cursos de formación y por la ayuda humanitaria, especialmente en Nochebuena. Una cosa resulta evidente: todos quieren encontrar un trabajo y tienen la fortaleza suficiente para comenzar una nueva vida en Armenia después de haber perdido sus hogares, sus posesiones y a sus seres queridos en la guerra.

Título del proyecto: programas para mejorar las condiciones de vida de los refugiados sirio-armenios en Armenia (ocupacional y psicosocial)
Por favor ATENCIÓN: para los regalos de Navidad se gastaron EUR 1.600,00

Este proyecto lo presentaron conjuntamente el obispo Hovakim Manukyan, director de relaciones inter-eclesiales de la Iglesia Apostólica armenia, y el arzobispo Rafael Minassian, ordinario de los católicos armenios en Armenia, Georgia, Rusia y Europa del Este. Esto demuestra claramente que ambas iglesias han participado. Se lanzó el 30 de junio 2015 en la Casa de Arte y Centro de Capacitación en Yerevan con un plan de formar a 40 refugiadas sirias y a jóvenes en diferentes profesiones. El otro objetivo importante del proyecto en el apoyo continuo a los refugiados afectados por parte de un sacerdote y un experto psicólogo

Por Alla Sarkissova/María Lozano

Yerevan/Königstein, 11 enero 2016.

Posted on 10 febrero, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top