Anuncio de más ayuda a Oriente Próximo por la agudización de la crisis

ACN-20151215-33746

Una de las principales organizaciones benéficas católicas ha anunciado una adicional batería de ayudas de emergencia para los sirios e iraquíes que huyen de la persecución y que afrontan el inicio del invierno.

Ayuda a la Iglesia que Sufre  (AIS) está desplegando 19 programas de ayuda en Siria y otras 11 en Iraq, consistentes en el suministro de víveres, medicinas, alojamiento y asistencia pastoral.

Los proyectos prevén una ayuda adicional para las familias que han huido del Estado Islámico y se han refugiado en el norte de Iraq:

  • Para los cristianos refugiados en Erbil (Iraq septentrional kurdo), AIS está apoyando el mantenimiento de un parvulario para 125 niños.
  • Para 175 familias de la Aldea Padre Werenfried en Erbil, AIS está financiando la instalación de duchas, lavabos y retretes.
  • A los cristianos de un campo de desplazados de la capital iraquí de Bagdad AIS les está financiando el suministro de electricidad, víveres y agua.
  • También en este campo de desplazados, AIS está construyendo una capilla.
  • A las 182 familias cristianas desplazadas de la Archidiócesis de Kirkuk y Sulaimanya, AIS les está facilitando una ayuda económica para su sustento diario.

En Siria, las ayudas de emergencia y la financiación de proyectos de AIS incluyen:

  • Un vehículo para las religiosas que dirigen un hospital en Damasco.
  • Financiación de los gastos corrientes de seis meses de escuelas del Valle de los Cristianos en Marmarita, incluidos los salarios de los docentes y las becas para estudiantes de nivel medio y superior.
  • Radiadores y carburante para las familias desplazadas de Al-Qaryatayn a zonas seguras en Homs, Fairozah y Zaidal.
  • Víveres y otros productos básicos para 4.500 familias en Homs.

A la fundación pontificia le han rogado que no ofrezca detalles acerca de los importes individuales de estas ayudas para proteger a los destinatarios. En total, y desde el inicio del conflicto en la región, AIS ha destinado más de 15,1 millones de euros a proyectos en Iraq y más de 9,6 millones a ayudas en Siria.

El jefe de la Sección de Oriente Próximo de AIS, P. Andrzej Halemba, ha declarado: “El apoyo que AIS está prestando a cristianos en países como Iraq es absolutamente urgente. Las instituciones gubernamentales no están haciendo lo necesario para ayudar a estas comunidades tan atribuladas en estos tiempos. Por ello, quiero recordar la gran contribución que los cristianos han realizado a la sociedad a lo largo de generaciones y, de hecho, siglos, mientras que ahora que necesitan ayuda los tienen abandonados”.

Los informes sugieren que un total de 12,2 millones de personas necesitan urgentemente ayuda en la Siria devastada por la guerra, y se calcula que hay 7,6 millones de desplazados en el país a raíz del conflicto. Desde el inicio, en 2011, de la guerra civil en Siria, la población cristiana ha disminuido en casi dos tercios. Actualmente, menos de 250.000 cristianos permanecen en Siria. En Iraq, 125.000 cristianos huyeron en un plazo de dos días en agosto de 2014, cuando el EI ocupó el norte de la ciudad de Mosul. En los últimos 18 meses, la posibilidad de que los desplazados por la invasión puedan retornar a sus casas se ha tornado cada vez más improbable.

AIS ha prometido ofrecer apoyo a varios proyectos en Oriente Próximo, entre ellos, varios destinados a la atención sanitaria, la reconstrucción de hogares y escuelas, el suministro de cestas de comida y la labor pastoral y educativa.

El Arzobispo de la Iglesia Católica Caldea de Erbil, Mons. Bashar Warda of Erbil, ha dado las gracias por el apoyo recibido: “Gracias a la ayuda de asociaciones benéficas católicas, estamos en condiciones de satisfacer algunas necesidades y prevemos poder ofrecerles a estas familias unas condiciones de vida decentes…”.

Asimismo, AIS está subvencionando la atención sanitaria y medicinas a través de socios de proyectos como la Hna. Annie Demerjian, que dirige un pequeño equipo y que ha solicitado más de 13.700 euros para poder realizar revisiones médicas con el fin de combatir enfermedades físicas y mentales.

El compromiso de AIS con proyectos de apoyo a los cristianos en Iraq y Siria también ha reportado otros frutos insólitos. Así, en octubre de 2015, el P. Jacques Mourad logró escapar del EI, que lo mantuvo cautivo durante 84 días, gracias a la ayuda de un amigo al que había impresionado la labor humanitaria realizada por un sacerdote en Al-Qaryatayn, una labor financiada por organizaciones benéficas, incluida AIS. En una entrevista con AIS, el P. Mourad aseguró: “Sin duda, el bien que pude hacer a la población, también gracias al apoyo de AIS, fue un factor determinante en mi liberación. Estoy seguro de que eso fue una de las razones por las que el EI no me mató”.

Königstein/Surrey, 16.12.2015

Posted on 16 diciembre, 2015 in Varios

Share the Story

Back to Top