AID TO THE CHURCH IN NEED (ACN) EN ERBIL: ACN LLEVARÁ CONSIGO UNA CARTA Y REGALOS DEL PAPA

erbil_Pope

Königstein/Rom, 23.03.2016. Del 1 al 4 de abril, Aid to the Church in Need (ACN) estará en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí. Para dicha ocasión, el Papa Francisco ha querido confiar algunos ornamentos sagrados y un donativo económico personal para los cristianos iraquíes al Obispo de Carpi, Mons. Francesco Cavina, que formará parte de la delegación encabezada por el director de ACN en Italia, Alessandro Monteduro, junto con el Obispo de Ventimiglia-San Remo, Mons. Antonio Suetta, y el P. Massimo Fabbri, que acude en representación de la Archidiócesis de Bolonia.

“En cuanto el Santo Padre ha tenido noticia de mi viaje junto a Aid to the Church in Need (ACN), me ha llamado por teléfono para manifestar su deseo de enviar un regalo a nuestros hermanos en la fe iraquíes”, ha señalado Mons. Cavina.

Además, el Pontífice ha entregado a Mons. Cavina una carta en la que elogia el viaje organizado por ACN, que califica de “iniciativa que expresa amistad, comunión eclesial y cercanía con tantos hermanos y hermanas cuya preocupante y difícil situación, que me ocasiona un profundo dolor, nos invita a defender el derecho inalienable de toda persona a profesar libremente la propia fe”.

El Papa anima a “no olvidar el drama de la persecución” y señala cómo “el testimonio de fe valiente y paciente de tantos discípulos de Cristo representa para toda la Iglesia un reclamo a redescubrir la fecunda fuente del Misterio Pascual, del cual obtenemos energía, fuerza y luz para un nuevo humanismo”.

“La misericordia”, prosigue el Santo Padre, “nos invita a inclinarnos ante nuestros hermanos y a secar sus lágrimas para curar sus heridas físicas y morales, y para consolar sus corazones conmocionados y tal vez perdidos. No se trata solo de un acto necesario de caridad, sino de un socorro al propio cuerpo, pues todos los cristianos somos, en virtud del propio bautizo, ‘uno’ en Cristo”.

En Kurdistán la delegación se reunirá con Mons. Bashar Matti Warda, Arzobispo caldeo de Erbil, con el cual visitará los centros para desplazados de los suburbios y la ciudad cercana de Ankawa, donde la mayoría de los habitantes son cristianos. En las afueras de Erbil también se encuentra el pueblo Padre Werenfried, nombrado según el fundador de ACN, P. Werenfried van Straaten: este pueblo se compone de 150 casas prefabricadas, donadas por Aid to the Church in Need (ACN), en las que se alojan 175 familias cristianas. La delegación también visitará las escuelas prefabricadas donadas por ACN, que permiten seguir estudiando a unos 7 000 niños iraquíes. En los días siguientes, la delegación se reunirá también con Mons. Petros Mouche, Obispo siro-católico de Mosul, que se ve obligado a vivir en Erbil junto con sus creyentes tras la toma de su ciudad por el Estado Islámico.

“Aid to the Church in Need (ACN) ha apoyado desde el primer momento a los cristianos refugiados en el Kurdistán iraquí”, recuerda Alessandro Monteduro, director de ACN en Italia. “Los hemos venido apoyando con víveres, casas y escuelas para que puedan vivir dignamente, pero sin olvidarnos nunca del apoyo a la pastoral, para que los cristianos también puedan continuar viviendo plenamente su fe. Una fe a la que, valerosamente, nunca han querido renunciar incluso a costa de su vida”.

Desde junio de 2014 hasta hoy, ACN ha destinado a los cristianos iraquíes más de 15,1 millones de euros. El apoyo a los cristianos iraquíes no ha cesado durante esta Cuaresma, durante la cual la Sección italiana de la Fundación Pontificia ha promovido seis proyectos para ayudar a los 250.000 cristianos que permanecen en Irak. A esta campaña también se han unido con generosos donativos las Diócesis de Carpi y de Ventimiglia-San Remo.

 

Marta Petrosillo, press@acn-intl.org

Posted on 29 marzo, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top