África Central: yihadistas entrenan a niños de nueve años

yihadistas

En África Central se han descubierto campos de entrenamiento yihadistas para casi 1.500 niños de nueve años de edad, según informes a los que ha tenido acceso una importante organización benéfica católica que trabaja en la región.

Fuentes cercanas a Ayuda a la Iglesia que Sufre, que no pueden ser nombradas por motivos de seguridad, han afirmado que en la República Democrática del Congo están captando a niños pobres en la calle para llevarlos a remotos campamentos donde las milicias islamistas los embrutecen y adoctrinan.

Según estas fuentes, se ha visto a niños varones en al menos tres campamentos ubicados en la cordillera Ruwenzori (República Democrática del Congo oriental), ataviados con uniforme de camuflaje y realizando ejercicios militares bajo la supervisión de soldados armados. Según nuestra información, se avistaron en los campos hasta 60 niñas con burkas a las que preparaban para casarse con milicianos islámicos.

Ante esta información, María Lozano, vicedirectora de Comunicación de AIN, ha dicho: “Hemos tenido acceso a varios documentos que muestran la naturaleza de estos campos. En ellos hay imágenes que muestran cómo soldados portando rifles supervisan a niños de edades comprendidas entre los nueve y los quince años vestidos de uniforme, que realizan ejercicios militares. Las fotos que hemos podido ver son alarmantes”. Uno de estos campos de entrenamiento se encuentra en Medina, en la región en la que casi 500 personas han sido masacradas en una serie de matanzas ocurridas desde octubre de 2014 hasta hoy.

 

La Sra. Lozano ha señalado: “Estamos muy preocupados por estos niños, pues los han captado en la calle con la promesa de sacarlos de la pobreza. Algunos de ellos son huérfanos, pero otros han abandonado a sus familias porque los reclutadores los han engañado diciéndoles que podrán estudiar en Oriente Próximo, Europa o Canadá. Según la información de la que disponemos, a las niñas las obligan a contraer matrimonios en los que son tratadas como esclavas sexuales”.

Las fuentes de AIS asocian el repentino surgimiento de estos campos yihadistas con las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU, pues sospechan que estas últimas son cómplices y que están intencionadamente omitiendo cualquier actuación contra dichos campos. Según afirman, algunos miembros de la Misión de la Organización de Naciones Unidas para la estabilización de la RDC son musulmanes fundamentalistas paquistaníes que, en su tiempo libre, erigen madrazas y trabajan en la construcción de mezquitas. Los contactos de AIS aseguran que se han erigido mezquitas en zonas donde prácticamente no viven musulmanes.

 

La Sra. Lozano ha asegurado: “La gente no se siente protegida por los soldados de la ONU. Según la información que nos llega, parece que están apoyando los campos yihadistas o que, al menos, no están actuando contra el adoctrinamiento de niños ni contra el trato brutal contra los pequeños”. Según la publicación Journal of International Organisations Studies de 2014, el 63% de las mezquitas de la región de Medina (28 de 44) de la RDC fueron erigidas entre 2005 y 2012. Los informes muestran que, en pocos años, el número de musulmanes en la RDC oriental ha aumentado del uno al 10%.

Los Obispos católicos de la provincia eclesiástica de Bukavu (RDC oriental) publicaron en mayo de este año una carta abierta dirigida al presidente del país, a la ONU y a los líderes internacionales en la que denunciaban el auge del fundamentalismo yihadista en una región tradicionalmente dominada por el Cristianismo, y donde, hasta hace poco, había muy pocos musulmanes.

A este respecto, la Sra. Lozano ha concluido: “Hace ya un mes que la Conferencia Episcopal envió su apremiante llamamiento al presidente de la República Democrática del Congo y a la comunidad internacional, pero nadie ha reaccionado”.

 

Posted on 21 julio, 2015 in Varios

Share the Story

Back to Top