Abastecimiento de electricidad para 600 familias cristianas de Alepo

siria

Tan solo en el año pasado, 55.000 personas murieron a causa de la guerra en Siria y, actualmente, más de 13,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en territorio sirio. Más de 4 millones de sirios han huido al extranjero y más de 7,6 millones de sirios se encuentran desplazados en su propio país. La ciudad de Alepo es una de las más afectadas por la guerra.

 

El Padre franciscano Ibrahim Alsabagh, de 44 años de edad, es el párroco de San Francisco desde 2014. La suya es la mayor parroquia católico-romana de Alepo. Este sacerdote es muy querido por todos por su cercanía con los feligreses. Al igual que muchos otros sacerdotes en Siria, no solo se ocupa de la pastoral, sino que también intenta que las personas profundamente aquejadas por la guerra puedan satisfacer sus necesidades básicas.

 

Uno de los grandes problemas en Alepo reside en el hecho de que, a menudo, solo hay electricidad cada dos días durante una sola hora. En algunos barrios, incluso no hubo luz durante dos meses y medio. Ahora algunas empresas venden generadores que funcionan con diésel.

 

El P. Ibrahim nos ha pedido ayuda para garantizarles a 600 familias el abastecimiento de electricidad durante un año, lo cual supondrían unos 20 euros mensuales por hogar. Nosotros apoyamos a estas familias con 140.000 euros.

Posted on 11 abril, 2016 in Noticias

Share the Story

Back to Top