6 años tras el fin de la guerra civil: el difícil camino de Sri Lanka hacia la reconciliación

6 años tras el fin de la guerra civil: el difícil camino de Sri Lanka hacia la reconciliación

Se ha de respetar la dignidad de la persona, independientemente de todas las diferencias

Las heridas todavía no han cicatrizado: desde finales de la devastadora guerra civil de mayo de 2009 en Sri Lanka han pasado pocos años. Según estimaciones, entonces murieron más de 100.000 personas, la mayoría de ellos durante los últimos meses de la guerra. En 2010 se creó una comisión de reconciliación, la «Lessons Learnt and Reconciliation Commission» (LLRC), destinada a investigar los crímenes de guerra, que se cometieron en el norte y en el este de la isla. En su seno se ha elaborado una lista de propuestas.

Sin embargo, poco sucedió después. Es muy dudoso que el Gobierno del presidente Mahinda Rajapaksa desee una investigación. Después de la victoria del ejército sobre la organización «Tigres de Liberación del Eelam Tamil» (LTTE) en 2009, en Sri Lanka se ha extendido un nuevo nacionalismo cingalés-budista. Mons. Joseph Rayappu, Obispo de Manar, al noroeste de Sri Lanka, ve con mucho escepticismo la situación actual. «Coincide con una cierta mentalidad budista dejar tras de sí el pasado y querer olvidarlo. De este modo es difícil conseguir acuerdos», subraya en una conversación mantenida con colaboradores de la Fundación Pontificia Internacional «Ayuda a la Iglesia Necesitada».

Pero sin voluntad de reconciliación no se puede pacificar —en opinión de Mons. Rayappu— el conflicto entre cingaleses y tamiles, que en 2009 solo se solucionó militarmente. Ya han aparecido nuevas tensiones. El Obispo de Manar pone sus esperanzas en la visita del Papa Francisco, quien visitará el estado-isla del Océano Índico del 12 al 15 de enero. El anuncio del Presidente Rajapaksa de adelantar las elecciones presidenciales al 8 de enero de 2015, ha causado malestar, pues la Iglesia católica había solicitado que las elecciones no se fijaran en una fecha próxima a la visita del Papa.

Según el Obispo Rayappu, la carta pastoral «Hacia una reconciliación y reforma de nuestra nación», publicada por la Conferencia Episcopal católica el 8 de diciembre de 2013, proporciona orientación en el difícil camino hacia la reconciliación. Los 15 obispos de Sri Lanka exigen un cambio fundamental y un nuevo comienzo: «En este sentido deben tomarse muy en serio las propuestas realizadas por la Comisión de reconciliación Lessons Learnt and Reconciliation Commission (LLRC) para una integración gradual de las diferentes comunidades en todo el país, y en particular en el norte y en el este». Además de una obligación de trilingüismo —cingalés, tamil e inglés— para las escuelas y universidades, los Obispos también reclaman una estrecha cooperación de los diferentes grupos étnicos y religiosos, así como información sobre los aspectos oscuros de la guerra civil.

Aproximadamente un 70 por ciento de los 21 millones de habitantes de Sri-Lanka son budistas; el 12 por ciento, hinduistas; casi un 10 por ciento, musulmanes; y hacia el 8 por ciento cristianos, entre ellos un 6 por ciento, católicos. Étnicamente, el país es menos variado: el 75 por ciento es cingalés, aproximadamente el 15 por ciento, tamil y un 10 por ciento «moor»; en su mayoría, estos son musulmanes de lengua tamil. A pesar de que la Iglesia católica solo representa a una minoría, le corresponde un papel clave, pues es la única comunidad religiosa a la que pertenecen personas de diferentes grupos étnicos.

La palabra de los obispos, que llaman incansablemente a la paz y la reconciliación, es oída. En su carta pastoral subrayan que «la infinita dignidad de la persona se funda en ser creada por Dios» y que «toda persona humana es más importante y valiosa que el resto de la creación. Esta dignidad, que porta en sí, es independiente de todas las diferencias».

Desde hace mucho tiempo, «Ayuda a la Iglesia Necesitada» apoya la labor pastoral de la Iglesia católica en Sri Lanka, que se dirige directa o indirectamente a los esfuerzos en pro de la reconciliación. El volumen de los proyectos aún en curso, de los años 2012 a 2014, asciende a 1,6 millones de euros. Entre otras cosas se han fomentado, y se siguen fomentando, proyectos de formación continua y diversos proyectos de construcción.

Posted on 13 enero, 2015 in Noticias

Share the Story

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top